sábado, 22 de agosto de 2009

Entrevista a José Jaime Murcia

Continuamos la subsección de entrevistas a personas relacionadas con el tenis de mesa con nuestro segundo invitado. Se trata de José Jaime Murcia, árbitro internacional de reconocido prestigio y alma máter, además de Presidente, del club más laureado con diferencia de toda la Comunidad Valenciana, el ALICANTE TM.

1- ¿Cuántos años llevas en el tenis de mesa?

Llevo más de cuarenta años. Empecé como jugador (muy malo) a los 15/16 y lo dejé a los 18, que es cuando me hice árbitro. He sido todo en este mundo del tenis de mesa: jugador, entrenador, directivo... pero me considero, especialmente, árbitro.

2- Son muchas facetas, ¿cual de ellas te gusta más?

Me considero, fundamentalmente, árbitro y lo que menos me gusta, sin duda, es ser entrenador.
Para mí, hacer "banda" es un martirio. Sufro mucho. Y, dentro del arbitraje, prefiero ser "árbitro de a pie" que Juez-Árbitro, aunque, en España, casi siempre me toca hacer de Juez-Árbitro.

3- Háblanos por favor de tu experiencia como árbitro internacional.

Para mí ha sido una gran satisfacción llegar tan lejos en el arbitraje. Ten en cuenta que soy internacional desde 1978 (casi la prehistoria) y Juez-Árbitro Internacional desde 1998. Tantos años de dedicación me han permitido conocer a mucha gente y muchos países, así como estar en unos Juegos Olímpicos, cuatro Campeonatos del Mundo y muchísimos Campeonatos de Europa y de España, de todas las categorías. Cuando cuento que yo he arbitrado a Waldner cuando era infantil y juvenil, los jóvenes casi no me creen...
Es muy gratificante acudir a Campeonatos, tanto en España como en el extranjero, y saludar a tantos conocidos y amigos.

4- ¿Qué proceso se sigue para conseguir jugadores como Libre Sancho, Gabriel García o muchos otros?

Otra de mis grandes satisfacciones ha sido ver como los "chavales" de la cantera del Club Alicante Tenis Mesa, al que estoy vinculado desde sus inicios, han ido evolucionando, pero no sólo los que nombras, sino otros muchos, desde Vicente Lillo a la actualidad, pasando por Luismi Mondéjar, Pedro Martínez y José María Cano, todos ellos internacionales, pero no sólo ellos, sino otros muchos que, aunque no llegaron tan alto, también fueron grandes jugadores y, aunque desvinculados del tenis de mesa, siguen siendo grandes amigos, con los que sé que cuento siempre. Y también es una gran satisfacción el haber "criado" (en el tenis de mesa, se entiende) a gente como Fernando Bermejo, Dani Valero o Claudio Díaz, sobre quienes recae ahora el peso del Club.
Pero bueno, contestando a tu pregunta, te diré que no es fácil hacer jugadores en este deporte.
Yo creo que la clave de la cantera del Alicante Tenis Mesa es el sacrificio de los "buenos" entrenando con los "malos" y, también, el trabajo serio del entrenador, actualmente, Dani, pero antes Claudio, Luismi, Zipi, Carlos Iborra, Fernando Bermejo... y tantos otros.
También es necesario hacer que los chavales compitan a todos los niveles, pero especialmente en el que puedan, de alguna manera, "triunfar". Para los "chavales" que empiezan en la Escuela, jugar en los Juegos Escolares de Alicante y ver que van ganando a todos los que no están en la Escuela es muy motivador. Hay que propiciar el "éxito" de los jugadores. Creo que esto es también importante.

5- ¿Cómo ves nuestro deporte en la actualidad en la Comunidad Valenciana y en España y cómo crees que puede evolucionar? ¿Tendremos un Nadal o un Gasol del tenis de mesa?

Yo, en este aspecto, soy pesimista por dos razones: Primero porque, especialmente en nuestra Comunidad, falta apoyo decidido de las instituciones hacia el "deporte base" y, por otro lado, porque a los jugadores españoles les falta capacidad de sufrimiento y ver expectativas de futuro.
Te contaré una anécdota que pude presenciar hace ya muchos años:
Un prestigioso entrenador europeo, recién "aterrizado" en España, proponía, yo fui testigo, a uno de los más brillantes jugadores de la historia del TM en España, un plan de entrenamiento para llegar a ser de los mejores de Europa.
El jugador le dijo al técnico:
- Cuando dices de los mejores de Europa, ¿a qué puesto te refieres?
El entrenador contestó:
- Entre los diez/quince mejores.
Y el jugador replicó:
- No me interesa. Si me dices entre los tres primeros... lo pensaría.
Y siguió bebiendo un güisqui.
Con esto me refiero a la falta de motivación para llegar a ganarse la vida con nuestro deporte, por lo que muchos padres tampoco están dispuestos a sacrificarse, cosa que sí hacen con el tenis u otros deportes.
No, al menos en muchos años no vamos a tener un Gasol o un Nadal en el tenis de mesa.
Pero no importa, nosotros, los "locos" de este deporte, seguiremos trabajando para sacarlo adelante, aunque algunas Instituciones no sepan siquiera que somos un deporte olímpico.

No hay comentarios: